Investigación Fade

La Facultad de Teología A.D.  en el seno de la Federación de Asambleas de Dios de España, entidad a la que pertenece, pretende constituirse como un centro de referencia en investigación teológica de carácter pentecostal, tanto a nivel nacional como internacional.

La Federación de Iglesias Evangélicas de Asambleas de Dios, (FADE) ha constituido una Comisión de Investigación Teológica, que -aunque con independencia- de la Facultad de Teología, se nutre mayoritariamente del personal investigador asociado a esta institución, como miembros de los equipos directivos, claustro, profesorado auxiliar, etc.

De este modo, la misma Comisión de Investigación Teológica de la FADE, se percibe como un instrumento catalizador y recíprocamente receptor de los proyectos e inquietudes de investigación que se plantean desde la Facultad.

Se pretende de este modo, canalizar los esfuerzos de investigación hacia proyectos pragmáticos y de interés y relevancia especial para las iglesias representadas en la Federación y, en general, para el quehacer teológico contemporáneo de la Iglesia Evangélica.

Considerando la naturaleza propia de la Facultad de Teología Asambleas de Dios como centro de investigación y reflexión teológica, y el perfil del profesorado comprometido con la investigación, sin perjuicio de la calidad de la docencia, destaca entonces la constitución y relevancia de la CIT como clave para el fomento de la labor investigadora en el seno de la Facultad, y favorecedora de la colaboración con otras entidades. De esta forma la Facultad de Teología se beneficia de un canal de efectividad en cuanto a la promoción, publicación y potencialidad de los trabajos de investigación que se planteen desde los departamentos, sea a instancias propias, de la Facultad o de la CIT.

De la citada Comisión de Investigación Teológica (CIT) se recoge de su articulado lo siguiente:

1.- FINES 

Investigar, reflexionar y debatir la investigación, reflexión y el debate sobre temas teológicos o prácticos de preocu­pación o interés general en el ámbito ministerial.

Las investigaciones estarán fundamentadas en las Sa­gradas Escrituras o en sus principios, con independencia e imparcialidad de cualquier otro aspecto y/o postura que pudiera afectar a las conclusiones de las mismas.

Los organismos solicitantes podrán ser:

1. La Asamblea General de FADE

2. La Asamblea del Cuerpo Ministerial de FADE

3. El Consejo Ejecutivo por unanimidad o mayoría.

4. Cualquier Fraternidad, previo informe a la Comi­sión Permanente.

 

2.- COMPOSICIÓN y FUNCIONES

Composición de la comisión y duración del cargo:

La CIT constará de cinco miembros, que serán elegidos por la Asamblea General de la Federación de Asam­bleas de Dios de España (FADE) de entre los Ministros de FADE con una antigüedad mínima con credenciales de diez años y con probada solvencia bíblico-teológica acreditada suficientemente y avalada por la praxis de su ejercicio ministerial.

Los cargos de Coordinador/a, vocal y secretario serán asignados por acuerdo interno de los integrantes.

Su periodo de vigencia será de dos años. La Comisión se reunirá siempre que sea necesario dependiendo del requerimiento de los órganos compe­tentes.

  • a.- Los acuerdos se adoptarán por mayoría cualifica­da de ⅔ .
  • b.- Cualquier discrepancia particular se podrá hacer constar en el documento final
  • c.- Podrán proponer la consulta a expertos.

 

3.- ASESORES EXPERTOS Y CONSULTORES

Para alcanzar los objetivos señalados, la Comisión se ayudará de:

  • Expertos en cualesquiera de las materias de estu­dio que se soliciten.
  • Cualesquiera otras personas que pudiesen estar implicadas en los asuntos objeto de estudio, si fuese oportuno.
  • Serán nombrados directa y puntualmente por la comisión, para la investigación concreta que se les de­mande.
  • Habrán de cumplir con la demanda de las investi­gaciones, atendiendo a los plazos que se le requieran.

 

4.- RESOLUCIÓN Y PUBLICACIÓN DE LA INVESTI­GACIÓN.

1. Los trabajos realizados por la CIT son de naturale­za independientes y no estarán sometidos a presiones de ningún tipo, desarrollándose durante el tiempo que sea necesario, hasta alcanzar la propuesta final que será so­metida al organismo que la solicitó.

2. La propuesta final deberá incorporar las diferen­tes opiniones, a fin de que sea el organismo solicitante o en su caso la Asamblea General quien decida sobre el mismo.

3. Publicación de los trabajos: el documento final, una vez aprobado por la Asamblea General, formará parte de las decisiones y acuerdos convencionales y podrá ser publicado en la forma que se estime oportuna, debiendo constar los autores de las correspondientes investigacio­nes y una breve reseña explicativa del proceso y de la decisión final aprobada en asamblea.